Intérprete, espejo y locutor

Silueta de varios hombres con traje hablando.

Trabajar con dos lenguas es un proceso que requiere en muchas ocasiones contar con exactitud en el vocabulario. Por eso, es conveniente aclarar algunos conceptos:

 

• Intérprete:

Es la persona que trabaja con dos lenguas. Su función consiste en recibir la información en una lengua, transformarla a otra y emitirla. El par de lenguas con el que se trabaja pueden tener cualquiera de las combinaciones existentes. Oral-oral, oral-signada o signada-signada.

• Espejo:

Es la persona que trabaja sólo con una lengua y su función es repetir el mensaje producido por el intérprete. En este caso no hay combinación de lenguas ya que la lengua de trabajo es sólo una. Se suele utilizar el término en inglés “shadowing” para diferenciar a estas personas de un espejo como el del baño. Generalmente se utilizan en la combinación lengua de señas-lengua de señas, ya que con las lenguas orales no es necesario repetir los mensajes porque se difunden en audio.

• Locutor:

El DRAE lo define como: “Persona que tiene por oficio hablar por radio o televisión para dar noticias, presentar programas, etc.”. Es por tanto una persona que emite un mensaje independientemente de la lengua con la que trabaje. Trabaja sólo con una lengua que puede ser oral o signada.

Veamos unos ejemplos prácticos de las funciones de cada uno de ellos

Pongamos como situación una conferencia en la que hay una mesa directiva sobre el escenario, un auditorio repleto de gente y una primera fila de asientos reservada para los intérpretes.

  1. Si trabajamos con el par lengua oral- lengua oral los intérpretes desarrollan su trabajo en una cabina de interpretación, que por lo general está situada a un lado del escenario o al fondo del auditorio. Desde ahí escuchan a través de auriculares el discurso del locutor de la mesa directiva y lo reproducen en otra lengua a través de un micrófono.
  2. Si trabajamos con el par lengua oral-lengua de señas los intérpretes se situarán de pie sobre el escenario a un lado, de espaldas a la mesa directiva y de frente al auditorio. Desde ahí escuchan el mensaje del locutor en la mesa directiva y lo reproducen en lengua de señas. No obstante, si en la mesa directiva también hay una persona sorda será necesario utilizar un espejo. Esta persona se sentará en la primera fila y copiará las señas del intérprete para que la persona que está en la mesa directiva pueda ver el mensaje.
  3. Si trabajamos con el par lengua de señas-lengua de señas, el intérprete se colocará en la primera fila y el espejo en el escenario. Este mecanismo se utiliza cuando el locutor de la mesa directiva se expresa en una lengua distinta a la del auditorio. Por ejemplo, un ponente expresa un mensaje en lengua de signos española; el intérprete sentado en la primera fila lo pasa a lengua de señas ecuatoriana; y por último, el espejo en el escenario reproduce el mensaje emitido por el intérprete.

Es importante tener clara la diferencia entre estas tres figuras para no inducir a error. Un ejemplo se ha podido ver recientemente en Ecuador, cuando una publicidad incluyó a una locutora sorda. La persona designada aparecía en el lugar en el que tradicionalmente se encontraba el intérprete; por lo que se empezó a divulgar que por primera vez se había utilizado una intérprete sorda en una publicidad. Esto es incorrecto, ya que la función de esta persona era la de locutora, puesto que trabajaba solo con una lengua.

El uso de personas sordas como intérpretes es más común de lo que parece; si bien en su mayoría no pueden realizar la combinación lengua oral-lengua de señas, si pueden realizar la combinación lengua de señas-lengua de señas; y esto cobra especial importancia en conferencias y actos internacionales en los que el sistema de signos internacional es la lengua vehicular.

 

Fuente de la imagen: https://cdn.pixabay.com/photo/2013/04/10/10/26/men-102441_960_720.jpg

Share This:


Estudio sobre la Lengua de Señas Ecuatoriana

Como Trabajo final para el Máster de Lengua y Literatura: aplicaciones profesionales impartido por la Universidad de Jaén, realicé el siguiente estudio sobre la influencia del español en la lengua de señas ecuatoriana en el siglo XX.

 

Resumen:

Durante casi tres siglos, la educación de las personas sordas ha sido ejecutada desde un enfoque clínico. El principal objetivo era que la persona sorda aprendiera a hablar con su voz para poder comunicarse con el entorno. Esto convertía a los alumnos en “falsos oyentes”; personas que se ajustaban a una norma común a toda la sociedad, pero que carecían de participación en la misma.

De forma paralela, las lenguas de señas fueron desarrollándose en distintos países con más o menos suerte hasta que en 1960 William Stokoe determinó en su obra Sign Language Structure que la American Sign Language, era una lengua. Desde entonces, la meta de muchas comunidades sordas ha sido el reconocimiento de su lengua y de su grupo como comunidad lingüística.

Con el paso del tiempo, las distintas perspectivas y filosofías que se han aplicado a la educación de personas sordas han desarrollado multitud de sistemas educativos. En éstos, la lengua de señas ha ido apareciendo de forma paulatina; por lo que se han producido muchas situaciones de convivencia entre la lengua de señas y la lengua oral de cada país.

Estos hechos han propiciado el desarrollo de las lenguas de señas que comenzaron a convivir en la población sorda junto con la lengua oral de cada país. Esta convivencia puede producir que interactúen entre ellas; no obstante, al no ser una situación de diglosia natural, estas interacciones pueden realizarse favoreciendo más a una lengua que a otra.

Puede consultar el trabajo completo aquí.

Logotipo de la Universidad de Jaén

Share This:


La Apostilla de la Haya. El pasaporte de los documentos.

Imagen del blog sobre lingüística. Apostilla de la Haya. Fotografía panorámica del Palacio de la Paz de La Haya. De estilo renacentista, consta de dos pisos principales. La planta baja está conformada por una gran arcada. La primera planta posee grandes ventanales. En el tejado se pueden observar varios niveles de buhardillas. El edificio está flanqueado por dos torres, la de la izquierda con reloj y campanario.

Todo documento que vaya a ser utilizado en el extranjero debe contar con la Apostilla de la Haya.

Esta apostilla da validez internacional al documento certificando la autenticidad de las firmas y cargos de las personas en él mencionadas. De esta forma si por ejemplo tenemos un expediente académico de una universidad, podemos darle validez internacional apostillándolo.

En el caso de los títulos académicos, muchos ya cuentan con certificados electrónicos para constatar su validez. Sin embargo, no todos los países aceptan estos certificados; por lo que es conveniente consultar antes si es necesaria la apostilla o no.

Cuando un documento está en un idioma distinto al del país de recepción, normalmente se solicita que se acompañen con una traducción jurada. Si por ejemplo vamos a entregar un título de Estados Unidos a una universidad española, además de la apostilla deberá el acompañado de su correspondiente traducción jurada.

No todos los países reconocen la Apostilla de La Haya ya que han de estar adscritos al Convenio del mismo nombre de 1961. Sin embargo, dado que este convenio ha sido ratificado por 107 países, es complicado encontrarse con un país que no las acepte como por ejemplo, Corea del Norte o Zimbabue.

Fuente de la imagen:

HTTP://STATIC.DIARIO.LATERCERA.COM/201107/1303340.JPG

Share This:


Palabra, término, locución…

Imagen del blog sobre lingüística. Palabra, término y locución.Imagen de varios engranajes conectados entre sí.

En muchas ocasiones cuando hablamos, utilizamos dos palabras como sinónimos a pesar de que no lo sean. Nos hacemos entender, pero no estamos siendo precisos al hablar.

Este es el caso del uso de las palabras “palabra”, “término” y “locución”.

Para poder entender mejor la diferencia entre ellas primero debemos saber que es una unidad de significado. Esto es, un signo lingüístico que alude a una realidad.

Una palabra por sí sola puede ser una unidad de significado (mesa, casa, persona); sin embargo, la combinación de varias palabras pueden dar como resultado una sola unidad de significado (blanco roto, a duras penas, in vitro) y es lo que se conoce como una locución.

Así pues, para entendernos en un texto una palabra sería todo lo contenido entre dos espacios. Esto es importante tenerlo en cuenta cuando estamos realizando una traducción, ya que la facturación se realiza por palabra.

Una locución sería un conjunto de palabras con una sola unidad de significado. Por ejemplo, “Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.” Es una locución; ya que toda la frase conforma una sola unidad de significado. No obstante, está formada por 10 palabras.

¿Qué pasa entonces con “término”?

Un término es también una unidad de significado. Se diferencia de la palabra, en que suele estar más asociado a vocabulario técnico. Al igual que la palabra, puede combinarse para crear locuciones con una sola unidad de significado. Por ejemplo, “llave inglesa”.

 

Fuente de la imagen:

HTTP://WWW.XICAPAM.COM/HTTPDOCS/ARCHIVOS/IMAGENES/GRASAS_ENGRANAJES_ABIERTOS.JPG

Share This:


Interpretación simultanea

La interpretación simultánea, como su propio nombre indica, es la transcripción de un texto de una lengua a otra de forma simultánea

Para ello se requiere un equipo técnico apropiado. Generalmente el orador se encuentra en una tarima frente a un público y los intérpretes se sitúan en cabinas insonorizadas en la parte trasera o lateral de la sala. Es imprescindible en contacto visual entre los intérpretes y el orador; ya que deben saber que está ocurriendo en la sala en todo momento.Blog sobre traducción. Interpretación simultanea. Fotografía de una de las salas de reunión de las Naciones Unidas vista desde la cabina de interpretación.En ella se pueden apreciar el primer plano las consolas de interpretación y los distintos elementos utilizados por los intérpretes (agua, papeles, bolígrafos, etcétera)

El orador habla por un micrófono y los intérpretes escuchan lo que dice mediante auriculares. Las cabinas están equipadas con una consola de interpretación; es un pequeño dispositivo que cuenta con un micrófono, unos auriculares y un conmutador de audio entre otras cosas.Fotografía de una consola de interpretación Phillips antigua

Los intérpretes activan el canal de audio correspondiente al idioma al que van a interpretar; por ejemplo, español. Escuchan con los auriculares lo que el orador está diciendo en inglés y de forma simultánea comienzan a interpretar al español. Por tanto, este sistema de interpretación no hay apenas toma de notas.

El público cuenta también con auriculares; por los que oyen al intérprete en español. De esta forma mientras el orador va hablando en inglés la gente le va escuchando en español; sin apenas pérdida de tiempo. Al contrario de lo que ocurre en la interpretación consecutiva.

Aunque la teoría es sencilla, la práctica no tanto. Por eso las consolas de interpretación cuentan con un interfono para comunicarse de forma directa a la mesa del orador. Si por ejemplo, este habla demasiado rápido y los intérpretes no pueden seguirle; puede llamar a la mesa y pedir que se modere la velocidad.

La primera vez que se usó este sistema fue el los Juicios de Núremberg ya que la mayoría de acusados hablaban en alemán, y el tribunal en inglés.

 

Fuente de las imágenes:

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/c/c1/ONU_Assmbl%C3%A9es_2.JPG

https://www.flickr.com/photos/elalbum/10729099163

Share This:


Interpretación consecutiva

La interpretación consecutiva, o de enlace, consiste en que en la transcripción de un texto por turnos. Mientras el orador habla, el traductor va tomando notas. Después, utiliza estas notas para recordar lo que se ha dicho y poder reproducirlo en otro idioma.

Su uso es cada vez más minoritario por haber sido desplazada por la interpretación simultánea. No obstante, aún sigue siendo utilizada en situaciones en las que el orador y la audiencia no pueden utilizar este sistema, bien sea por falta de espacio o por la falta de equipamiento. El costo por hora es muy similar al de la interpretación simultánea pero necesita mucho menos equipamiento técnico, por lo que es idónea para reuniones pequeñas.

Los períodos de interpretación son cortos, de hasta un máximo de 15 a 20 minutos. Esto hace que se deba tener en cuenta la duración del evento; ya que con la interpretación durará el doble.

En algunas ocasiones, dada la importancia de los temas tratados en la reunión; como por ejemplo en el encuentro de dos presidentes, se puede pedir al traductor que al final destruya sus notas.

Como toda interpretación, este sistema puede tener sus imprecisiones; esto dependerá de la calidad, profesionalidad y experiencia del intérprete. En muchas ocasiones los nervios, el cansancio o el desconocimiento de la materia llevan a cometer errores.Veamos algunos ejemplos:

En este caso el intérprete no reproduce fielmente el mensaje original; lo que lleva a generar malestar en el orador:

En este otro caso, el intérprete sufre de un proceso llamado “reinterpretación” o “doble interpretación”. Esto se produce cuando el intérprete mentalmente traduce a una lengua y vuelve a traducir a la original; emitiendo el mensaje en el idioma original. En este caso el orador reaccionó de forma positiva:

En otras ocasiones, los fallos del intérprete se deben a su poca profesionalidad:

 

 

Share This:


Toma de notas

La toma de notas es un método utilizado para poder condensar textos extensos en unas pocas líneas.

Generalmente, se utiliza en la interpretación consecutiva; ya que permite a los intérpretes recordar lo que se ha dicho sin necesidad de transcribir toda la conversación. Para la toma de notas se recomienda utilizar un cuaderno con espiral superior, ya que esta no molesta al escribir.

Imagen del blog de traducción. Toma de notas. Fotografía de un cuaderno con la espiral superior y rayas en las hojas

Cuaderno para toma de notas. Es importante que tenga la espiral en el borde superior.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que debemos memorizar algunos símbolos que nos ayuden a recordar la conversación. Así, asignaremos a cada símbolo varios significados que escogeremos dependiendo del contexto. Veamos algunos ejemplos de símbolos y significados:

 

Imagen del blog sobre traducción. Toma de notas. Imagen de dos corchetes enfrentados

Marco, tratado, contexto…

Imagen del blog sobre traducción. Toma de notas. Imagen de la letra E dentro de un círculo.

Europa, Unión Europea…

Dibujo de una flecha señalando el interior de una caja

Contener, miembro, dentro, interior…

Imagen del blog sobre traducción. Toma de notas. Imagen de una flecha señalando hacia arriba.

Crecer, subir, incrementar, alzar, desarrollar…

Cada símbolo tiene varios significados para poder adecuarse a más de un contexto; de esta forma evitamos tener que recordar miles de símbolos. Cada intérprete suele utilizar sus propios símbolos. No obstante, algunos (como el de marco o el de Europa) suelen ser comunes. Esto es muy beneficioso cuando se hacen interpretaciones muy largas o que implican a más de un profesional.

Como hemos dicho, no se trata de transcribir todo el texto; sino de tener una ayuda para poder recordarlo. Por lo tanto, es vital practicar la memoria a corto plazo para poder utilizar el sistema de toma de notas. Bien utilizado y con los ejercicios adecuados se pueden recordar incluso conversaciones de hasta 15 minutos.

 

Imagen del blog de traducción. Intepretación consecutiva. Toma de notas.Imagen de una frase tomada en forma de notas. Utilizando la combinación de símbolos pre-aprendidos e intérprete consigue simplificar la información.

“En el marco del tratado europeo de 1993 los países miembros acordaron un incremento del 15% en la economía durante el período de un año.”


Fuente de la imagen:

http://www.jorgebanet.com/wp-content/uploads/2015/07/007.jpg

Share This:


¿Cómo se hace una traducción jurada?

Imagen del blog de traducción. Traducción Jurada. Fotografía de varios sellos metálicos para sellar cartas con lacre.

Cuando trabajamos con documentos que están en una lengua distinta y van a tener contacto con la administración pública o entes del Estado, necesitamos una traducción jurada

Sólo los  traductores e intérpretes autorizados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación pueden realizar este tipo de traducciones. Dependiendo de si trabajamos con documentos originales o copias el proceso puede variar ligeramente:

1 – Apostillado

Todos los documentos deben contar con la Apostilla de la Haya para tener validez internacional. Esta se debe solicitar en el país de origen

2 – Envío de los documentos a traducir.

  • Si son originales el traductor seguirá al paso tres.
  • Si son una copia, antes de enviarla deberá estar compulsada.

Puesto que el traductor debe rubricar su sello sobre los documentos, es aconsejable utilizar copias. Pueden enviarse por correo postal o correo electrónico.

En el caso de las copias físicas estas deben compulsarse antes. Es recomendable hacer copias de un 70% del tamaño original para que el sello de la compulsa no tape la información del documento.

Si los documentos se envían por correo electrónico, es aconsejable hacer un escaneado de alta calidad (300ppp) (no enviar fotografías o escaneados en blanco y negro).

La compulsa es un procedimiento mediante el cual el Estado certifica que una copia es fiel y sin alteraciones del original. Dentro del territorio español se puede realizar prácticamente en cualquier administración pública y es un trámite gratuito. Fuera del territorio español, en los consulados, suele tener un precio de unos $3,5 por hoja.

3 – Traducción.

Dependiendo de la extensión y temática de los documentos este proceso llevará más o menos tiempo. Los documentos más usuales como son: partida de nacimiento, diplomas académicos, partida de defunción o autorizaciones de viaje para menores, no suelen requerir más de 48 horas.

4 – Impresión y sellado.

Aunque existe un papel específico del Estado para este tipo de traducciones, su uso no es obligatorio. El sello de traductor debe contener su nombre y número de registro en el Ministerio.

5 – Facturación.

Por razones obvias, este es el punto más importante para el profesional. El traductor debe aplicar las normas e impuestos de facturación del país de residencia. La gran mayoría factura por palabra; entendiéndose palabra todo lo que esté contenido entre dos espacios en blanco (incluyendo los signos de puntuación, números, fórmulas, etcétera).

Veamos un ejemplo práctico:

El señor Juan Jiménez vive en la ciudad de Esmeraldas, Ecuador. Estudió su Licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad de California, Estados Unidos y ahora desea realizar un máster en la Universidad de Madrid.

Puesto que sus certificaciones académicas y título están en inglés necesitará una traducción jurada para poder presentarlas en la universidad española.

En primer lugar, el señor Juan debe realizar una copia de alta calidad (a color) de sus documentos. Después se dirigirá al consulado más cercano (Guayaquil) para que le compulsen estas copias.

Para ahorrar tiempo, el señor Juan escanea las copias y se las envía al traductor por correo electrónico. No obstante, también debe enviar las copias físicas por correo ordinario.

El traductor vive en Lima, Perú. Una vez recibidas las copias y finalizado su trabajo, imprime y sella la traducción; así como las copias compulsadas. Después envía todo este material, junto con la factura, al señor Juan por correo ordinario. La factura incluirá los honorarios del traductor y los impuestos que la ley peruana dictamine.

Una vez recibida, el señor Juan ya dispone de una traducción jurada lista para su uso, envío o archivo.

NOTA: En muchas ocasiones no es necesario compulsar y enviar copia del documento, ya que el traductor incluirá en su traducción una breve aclaración sobre el formato en el que ha recibido las copias (digital). Sin embargo, en ocasiones, algunos funcionarios excesivamente escrupulosos con el procedimiento podrían rechazar estas traducciones. Por eso se recomienda siempre el uso de copias compulsadas.

 

Fuente de la imagen:

HTTP://LEONHUNTER.COM/BLOG/WP-CONTENT/UPLOADS/2014/03/TRADUCCI%C3%B3N-JURADA-DOCUMENTOS.JPG

Share This:


¿Qué es una traducción jurada?

Imagen del blog de traducción. Traducción jurada título. Copia de la primera página de una traducción jurada en la que se ve el encabezado y el sello del traductor.

Una traducción jurada es traducción legalizada de un documento.

En numerosas ocasiones debemos trabajar con documentos que están en distintos idiomas; para poder comprenderlos necesitamos una traducción. Sin embargo, una traducción simple a veces no es suficiente. Si los documentos utilizados van a estar en contacto con alguna administración pública o algún ente oficial, deben contar con una traducción jurada.

Sólo los traductores e intérpretes autorizados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación pueden realizar traducciones juradas. Éstas se caracterizan, además de su formato,  por incluir un sello con el que el traductor autorizado válida, certifica y da legalidad a la traducción.

Para entendernos, ese sello significa que la traducción del documento es oficial. Por lo tanto, lo que dice en el documento traducido es lo que dice el documento original en su idioma.

Es importante no confundir la traducción jurídica con la traducción jurada:

  • La primera es una traducción que trata sobre temas jurídicos (sentencias, apelaciones, contratos, etc…)
  • La segunda es una traducción legalizada.

Puede consultar el proceso para realizar una traducción jurada aquí.

 

Share This:


¿Qué es una traducción simple?

Imagen del blog de traducción. Traducción simple. Imagen de colores del mundo rodeado de la palabra "traducir" en varios idiomas.

Una traducción (o traducción simple) es la transposición de un texto escrito en un idioma a otro.

En un entorno cada vez más globalizado como es el actual, la traducción se convierte en una herramienta indispensable para la comunicación. Todos los días, la información viaja entre continentes pasando de un idioma a otro. Ahí es donde entra en juego la traducción.

Dependiendo del contenido del texto la traducción se denominará de una forma u otra (científica, jurídica (que no jurada), literaria, etcétera). Asimismo, dependiendo del uso que se vaya a esa traducción, ésta podrá ser más o menos precisa.

Cuando una traducción sea apegada al original, hablamos de una traducción fidedigna. No debemos confundir apegada con calcada. En el primer caso la traducción mantiene el sentido del texto original; en el segundo comete el error de copiar sus modismos o incluso su gramática, resultando a veces incomprensible.

Por el contrario, si la traducción no es tan cercana al original, o incluso lo modifica, hablamos de una traducción libre o reinterpretación. Ya que el autor (el traductor en este caso) se inspira en el texto en la lengua original para crear un segundo texto distinto en la lengua traducida.

El Día Internacional de la Traducción es el 30 de septiembre.

Fuente de la imagen:

https://pixabay.com/static/uploads/photo/2013/05/12/09/35/globe-110774_640.jpg

Share This: