Traducción e Interpretación

Servicios de traducción e interpretación.


Traducción simple

La traducción simple es la más simple de las traducciones… consiste en la transposición de un texto en un idioma a otro. En general se usa para documentos sin valor legal (libros, informes, artículos, etc…) que no vayan a estar en contacto con la administración pública.

Si el original se entrega en digital, se pueden mantener todos los formatos y metadatos (enlaces, vínculos, etc..). Sí por el contrario se entrega un documento en formato físico, es necesaria una transcripción previa que puede ser realizada por el cliente o el profesional.

Sepa más sobre las traducciones simples.


Traducción Jurada

En algunas ocasiones, los documentos con carácter oficial que han sido traducidos, necesitan una validación. Este proceso se realiza mediante la traducción jurada.
Una vez traducidos, los documento se validan mediante sellado para que las administraciones correspondientes los acepten. Todos los documentos que se presenten al Gobierno Español y que estén en un idioma distinto a los oficiales de España poseer este sello.
La traducción jurada no mantiene el formato original, se adapta a los requerimientos de las administraciones públicas; por lo que si se solicita puede incluir una traducción simple para una mejor lectura y comprensión.

Sepa más sobre las traducciones juradas.


Interpretación Simultánea

Mediante la interpretación simultánea los asistentes pueden escuchar en su idioma lo que se está diciendo en tiempo real.
Este tipo de servicios requieren un equipamiento técnico especifico como son las cabinas insonorizadas y auriculares para los asistentes.
Generalmente este tipo de servicios deben coordinarse con los responsables de eventos para los requerimientos técnicos.


Interpretación consecutiva

Para interpretaciones en reuniones de pocos asistentes, las interpretaciones consecutivas se adaptan mejor.
Mediante la toma de notas, el profesional puede trasladar por tandas el discurso de un idioma a otro.
Para garantizar la confidencialidad, las notas se destruyen tras el servicio.


Mediación cultural y localización

Ser traductor e intérprete implica conocer dos culturas.
En muchas ocasiones nuestros productos (página Web, instalaciones, revistas, etc…) están enfocados al público de un idioma determinado.
Al traducirse los contenidos, es importante saber si el resultado es adecuado para el público de la nueva lengua; de lo contrario podría generarse rechazo.
La localización de páginas Web o la adaptación de materiales requiere de la intervención de un mediador cultural.

Sepa más sobre localización y adaptación cultural.


Consulte las condiciones de contratación de los distintos servicios aquí.

Share This: